martes, 22 de marzo de 2011

Otra más del montón



El hecho de que al final de la película se pueda leer la fatídica frase “basado en hechos reales” no cambia mi indiferencia frente la nueva de Mikael Hafstrom.

El Rito cuenta la historia de Michael Kovak (Colin O'Donoghue) que se mete a cura porque en su casa no está a gusto. En un momento en el que se arrepiente de su decisión (siendo políticamente correctos, debería decir que sufre una pérdida de fe) lo mandan al Vaticano a que reflexione. Ahí conoce al Padre Lucas (Anthony Hopkins), un exorcista, y asiste a varias prácticas y ritos realizados por éste. Finalmente acaba siendo el propio Michael el que se ve obligado a ejercer como exorcista.

La película no me ha gustado por dos razones: pese a que podría haber llegado a ser terrorífica no lo es (y no quiero parecer una tía dura, reconozco asustarme viendo Cuarto Milenio). La trama no es en ningún momento intrigante y el filme no te hace tener pesadillas por la noche. Por otro lado, encuentro que el final es muy pero que muy flojo. Ningún salto inesperado, ningún susto final…nada. La historia en sí parece prometedora en un principio, pero acaba defraudando. Hopkins se vuelve a equivocar a la hora de escoger sus papeles para acabar interpretando a un personaje tedioso, que no suscita ningún interés.

No sé si el género de terror es el más difícil en cine pero, desde luego, es difícil encontrar películas que realmente den miedo. Sin embargo, no me importa mucho, como he mencionado más arriba a mí estas cosas me dan mucho canguelo y no suelo entretenerme con este tipo de contenidos a menos que la compañía merezca realmente la pena.

Chiara Dal Cero

2 comentarios:

  1. no et pots queixar de la companyia! el millor susto va ser el meu JUAJUAJUAJUAJUAJUA

    ResponderEliminar